facebook

Concepción Beistegui #1702 Esq. Petén, Col. Narvarte, CDMX
55 5536 4976
contacto@spacioss.com.mx

Buen Fin: ¿Es Usted Dueño de un Negocio? ¿Está usted pensando participar en el “Buen Fin”?

Buen Fin: ¿Es Usted Dueño de un Negocio? ¿Está usted pensando participar en el “Buen Fin”?

¿Es usted dueño de un negocio?, ¿Está pensando participar en el “Buen Fin”? ¿Cómo le fue el año pasado? ¿En verdad quiere aprovechar ésta segunda emisión? Hagamos un análisis al respecto.

ANTECEDENTES

La primera versión de “El Buen Fin” en el puente de conmemoración de nuestra Revolución Mexicana el año pasado, fue una jornada donde se invitó a miles de establecimientos comerciales del país que ofrecieron sus productos y servicios a precios especiales, precios con descuento, así como la opción de comprar a meses sin intereses.

El Gobierno Federal, proyectaba un incremento de 35% en las ventas, pero según datos de la encuesta realIzada por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) a 2000 personas en el DF y publicados por la ANTAD, de los encuestados el 46% acudió a alguna tienda para aprovechar ofertas; el 60% de éstos, se dijo beneficiado con las promociones y 70% de ellos, afirma que cumplió expectativas.

La perspectiva de la ANTAD, respecto de un fin de semana de descuentos, promovió, según sus palabras, un “impulso en el empleo y el mercado interno”.

Por su parte la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) detectó ofertas irresponsables de bancos y cadenas comerciales.

Las anomalías durante la realización de este programa se relacionan con la aplicación de planes a 40 meses sin intereses, en el caso de cadenas comerciales; mientras que, algunas instituciones bancarias, otorgan el aumento en líneas de crédito o una ampliación en el esquema de meses sin intereses, lo que provocó un endeudamiento de los compradores.

Debido a la buena aceptación que tuvo “El Buen Fin”, la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) logró obtener ganancias de 5 mil millones de pesos, por lo que ya se reporta una ocupación hotelera de casi el 80 por ciento, principalmente en destinos turísticos de playa.

De los principales artículos adquiridos se encuentran las pantallas planas, electrodomésticos, equipos de cómputo y de juegos de video.

Fueron más de 150 mil establecimientos participantes en el programa, por lo que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se congratuló por la respuesta de esa primera emisión, por lo que ya se afina la segunda versión.

¿Comprar por comprar o compras inteligentes?

A pesar de que la PROFECO indicó que la mayoría de las compras fueron hechas a conciencia por el consumidor, la escasa cultura financiera del mexicano revela la falta de administración de los recursos y nos revela la poca prevención que existe en la utilización del crédito como una alternativa para comprar.

La intención original de realizar un evento de la magnitud del “Black Friday”, con la finalidad de activar la economía interna de nuestro país, dejó mucho que desear. Por varios aspectos:

El problema del crédito: Es importante recordar que el crédito es una opción que permite la adquisición de bienes y servicios siempre y cuando los flujos de nuestros ingresos permitan solventarlo, es decir que conviene el crédito si se sabe cómo se va a pagar de lo contrario si periódicamente se tiene que desembolsar una cantidad para liquidarlo, entonces se convierte en un nivel de apalancamiento de las finanzas personales y cualquier shock al flujo de ingreso no contemplado puede poner en riesgo el cumplimiento de los compromisos.

“El Buen Fin”, no debe ser visto como la oportunidad de comprar a plazos, sino por precio.

La verdadera liquidez de los consumidores: La expectativa del Gobierno se basaba en un adelanto por parte de las empresas de aguinaldos o bonos, cosa que no sucedió y al final el consumido tuvo que comprar a plazos, lo cual no estaría mal si de verdad por disciplina al recibir s aguinaldo en diciembre, saldara o “pre pagara” su deuda, lo que no ocurrió y llegarán muchos a “El Buen Fin” de éste año, pagando el del año pasado.

Diseño del Buen fin: Vale la pena reflexionar para quién fue el verdadero beneficio de este fin de semana: ¿para las empresas que aumentaron sus ventas o para los bancos que incrementaron en más de 185% sus créditos o para los consumidores? “El Buen Fin” debe verse por parte de los empresarios, como la oportunidad de hacer negocio extraordinario en cuatro días, para ello deben preparar su esquema de promociones y/o descuentos de lo contrario, acabarán solamente aplicando financiamiento a través de las terminales electrónicas y no siendo receptores de ingresos líquidos que es la idea original.

Falta de difusión: El año pasado una de las dolencias de éste modelo que en otros países ha sido exitoso, fue la falta de promoción de éste, los empresarios, productores, prestadores de servicios y los propios consumidores no sabían en qué consistía el evento y sólo se aglutinó en las grandes ciudades mejor informadas y que reaccionaron rápido, según datos del INEGI el indicador de confianza de los consumidores cayó por debajo del promedio de meses anteriores, es decir no se percibió éste evento como benéfico para las economías domésticas

¿Qué hacer para que funcione el “El Buen Fin”?

Hay que entender dos cosas para responder a ésta pregunta: Todos somos consumidores y todos los negocios independientemente del tamaño pueden participar, tomando en cuenta su giro.

Todos somos consumidores y por lo mismo la visita, el año pasado de miles de personas durante cuatro días a centros comerciales, establecimientos, comercios, entre otros, fue el indicador más claro de cómo una campaña bien dirigida puede tener resultados efectivos las “ofertas especiales” genera en la población, un impulso de consumo excesivo aunque puede ser poco consciente.

Por ello que la consigna no sea comprar a plazo, sino por ofertas y descuentos o como sucede con algunos prestadores de servicios, con servicios adicionales.

Por su parte los comerciantes y/o prestadores de servicios, deben verse a sí mismos como capaces de participar en éste ejercicio: la tiendita de la esquina, la estética, el taller mecánico deben registrarse como participantes y proponer el descuento o promoción que van a ofrecer, algunos PyMes que nos han consultado nos preguntan qué pueden hacer y la forma de participar puede ir desde descuentos –no siempre recomendables si la venta no será por volumen- o por servicios adicionales, para ello es importante hacer alianza con sus proveedores.

“El Buen Fin” no está dirigido a las grandes marcas, ni para los detallistas o sólo para productores de bienes de consumo o finales, sino a aquellos que tengan la actitud de hacer negocio y busquen el mantenimiento de su mercado.

Recuerde debe registrarse antes en www.elbuenfin.org y le recomiendo consultar las páginas www.condusef.gob.mx , www.profeco.gob.mx , e incluso la información del INEGI para la toma de decisiones en www.inegi.org.mx

Colaborador Spacioss
Mario Alberto Hernández,
Mi pasión es la transformación de personas y empresas
Coach & Business Developer
5548253355
www.mhmetacoach.com.mx
@MHMetacoach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *