facebook
Concepción Beistegui #1702 Esq. Petén, Col. Narvarte, CDMX
55 5536 4976
contacto@spacioss.com.mx

Ser mujer en la nueva normalidad

Ser mujer en la nueva normalidad

Con la pandemia en la que vivimos actualmente muchas mujeres se vieron en la necesidad de adaptarse y de adaptar a sus familiares a esta nueva normalidad, pero que hay de las necesidades que les surgieron a ellas.

En este espacio es donde compartiremos un poco sobre temas en los que las mujeres tienen cavidad frente a esta pandemia y con los que se vieron más afectadas.

Cuales son aquellos desafíos que estamos enfrentando en este nuevo hoy:

  • El principal desafío es la salud
  • Estrés en el trabajo
  • Desórdenes alimenticios
  • Separación con la gente que no podemos estar

Vamos dejando en segundo plano nuestra salud por cumplir con nuestro trabajo, en este caso lo que debemos hacer es mirarnos y comenzar de nuevo, debemos entender que no siempre podemos estar en todos lados haciéndolo todo. Recuerda que si no estás bien tú, no puedes ayudar a los demás, el auto cuidarnos es un gran desafío, incluso más grande que el cuidar a alguien más. El postergarme a mí para atender las necesidades de los demás no me ayuda en realidad.

Muchas de las veces pesa tanto el estigma de ser la mujer ideal, la madre ejemplo, ser la hija y esposa que otras personas esperan o desean, puede ser demasiado.   

SUPERVIVENCIA…

La supervivencia te permite: ayudar y luchar.

Frente a la pandemia muchas mujeres se ven afectadas por el trabajo no remunerado que deben hacer en sus hogares. Porque la mayor parte del tiempo recae en ellas.

Debemos comenzar a delegar tareas a los demás, cuando me dejo ayudar por los demás no siempre quiere decir que no soy capaz de realizarlo por mí misma  o que no necesite de la ayuda de un tercero con mi familia. El delegar tareas trae empoderamiento hacia la otra persona y eso debe de ser reconocido.

Trabajar mis fortalezas para ser “mi mejor yo”

La cuarentena puede sacar lo mejor y lo peor de mí, los distractores que teníamos en la vida diaria hoy por hoy no los tenemos y comenzamos a sentir esa sensación de “tener que sobrevivir” sacando a relucir cosas no placenteras de uno mismo.

Lo que siempre ayuda es el darse cuenta de las habilidades que tiene uno mismo, las cosas por las que puedes agradecer el hoy y darle luz a las cosas positivas que tengo.

Comenzar a mantener mi mente en calma para de esta manera estar en calma con los que me rodean. Debes mantener la calma en tu vida, muchas veces la vida ajetreada que llevábamos no nos dejaba ver las cosas importantes a nuestro alrededor, debemos tomarnos un tiempo para analizar y ver lo que realmente importa y de que me estoy perdiendo en mi día a día.

Ante la pandemia, la incertidumbre de no saber qué es lo que va a pasar, este puede ser otro factor que me interponga el estar en calma. La vida termina cuando silenciamos lo que realmente nos importa o a nuestros sueños.

Las fortalezas que teníamos para responder a las cosas a disminuido, sentimos menos control o capacidad de resolver problemas, sentimos impotencia de no poder solucionar problemas en el exterior. Y en este punto es cuando debemos entrar al ojo del huracán.

Estar en calma con nosotras mismas para poder estar tranquila con los demás. El buscar la diferencia entre ser buena y ser autentica podría ser una buena solución y que el amor comience a ser líquido para que de esta manera se adapta al envase.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *