facebook
Concepción Beistegui #1702 Esq. Petén, Col. Narvarte, CDMX
55 5536 4976
contacto@spacioss.com.mx

Políticas gubernamentales para la equidad en las empresas

Políticas gubernamentales para la equidad en las empresas

Principalmente una ventaja que vamos logrando las mujeres, es que las nuevas generaciones tienen ideas más abiertas, ya no solo se concentran en ese machismo con el que sus padres o abuelos fueron criados y ahora les gusta involucrarse en temas de equidad.

Otro logro importante para las mujeres en las empresas es el cambio jurídico que se va dando, está claro que para lograr paridad de género el estado es el que debe poner el ejemplo, y realmente así lo está haciendo, pero ¿en realidad está funcionando? La plantilla que vemos de gobernantes en México si revela ser equitativa, como representantes en cámaras de diputados y senadores, o mujeres que se proponen a ser jefas de estado, o de gobierno, pero la realidad es que cuando una mujer llega a una de estas posiciones que mencionamos, se enfrenta a retos y obstáculos que los hombres no y muchas de las veces cuando una mujer deserta de su puesto es remplazada por un hombre y no por otra mujer, aquí es donde no se continua con la paridad de género.

Cabe mencionar, que México ha suscrito varios instrumentos como cartas, declaraciones, convenios y/o normas, etc., donde reconoce tanto derechos de mujeres como de hombres, que el gobierno se compromete a cumplir, defender y garantizar. Entre ellos destacan los siguientes:

  • Declaración de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, suscrita en 1948.
  • Carta de la Organización de Estados Americanos, suscrita en 1948.
  • Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer adoptada por la asamblea general de las naciones unidas el 18 de diciembre de 1979.
  • Algunos convenios adoptados por la Organización Internacional del Trabajo, en diferentes fechas.

Es importante mencionar también, que la organización internacional del trabajo, presento algunos convenios, los cuales deberemos apoyar, plasmando una iniciativa de ley que permita el respeto a estos convenios:

  • Convenio 100.- Sobre la igualdad de remuneración entre la mano de obra masculina y la mano de obra femenina, a través del cual se busca que se fijen salarios iguales para trabajo de igual valor. Este principio deberá aplicarse por medio de la legislación nacional y por los contratos colectivos celebrados entre trabajadores y patrones.
  • Convenio 111.- Sobre discriminación en materia de empleo y ocupación (1961), que compromete a los países a seguir una política nacional que promueva la igualdad de trato y de oportunidades para hombres y mujeres.

Algunos de los progresos más importantes para la mujer son las normas e instituciones que han contribuido a incentivar la equidad de género; reducir la violencia física y sexual en contra de mujeres además de contribuir al equilibrio en el número de mujeres y hombres en la conformación de órganos legislativos.

Aquí te compartimos algunas normas con las que contamos las mujeres para la equidad en las empresas:

  • La Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación, es una certificación voluntaria que reconoce a los centros de trabajo que cuentan con prácticas de igualdad laboral y no discriminación que favorecen el desarrollo integral de sus colaboradoras y colaboradores. Pueden obtenerla organizaciones del sector público, privado y social, de cualquier tamaño y giro, que se encuentren ubicadas en la República Mexicana.
  • NOM- 035, tiene como objetivo los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como para promover un entorno organizacional, así como para promover un entorno organizacional favorables en los centros de trabajo.

Sin embargo, más allá de cumplir con una normativa, se trata de una oportunidad para las empresas de aportar actividad en contra de la violencia y las condiciones de discriminación, acoso, injusticia y maltrato disminuyan dentro de las empresas y los trabajadores sean más conscientes de estos casos, tendrán más herramientas y capacidad de replicarlo fuera de sus labores, con sus familias y reflejar un cambio en la sociedad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *