facebook
Concepción Beistegui #1702 Esq. Petén, Col. Narvarte, CDMX
55 5536 4976
contacto@spacioss.com.mx

Consejos de resiliencia para emprendedores

Consejos de resiliencia para emprendedores

La resiliencia es la capacidad para poder adaptarnos levemente con resultados positivos frente a situaciones adversas.

La vida que llevamos hoy en día nos obligó a cambiar nuestra forma de pensar y ser de la noche a la mañana, nuestros hábitos cambiaron con ellos. 

La vida que teníamos antes de la pandemia no podrá ser la misma.

Las empresas entienden que no necesitamos de una vigilancia continua de 8 horas para poder dar resultados satisfactorios y que las horas que tardabas en llegar a la oficina ahora las puedes implementar para darte una mejor calidad de vida.

Es bueno destacar que las nuevas generaciones van a desarrollar la resiliencia en su máximo esplendor, pues al ser pequeños logran más fácilmente esa adaptación que algunas veces siendo adultos nos cuesta dejar atrás.

Para las mujeres que se vieron obligadas a emprender un negocio tuvieron la necesidad de adaptar sus nuevos productos a la necesidad de las personas.

Esto nos indica que todos podemos ser resilientes, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos y creencias.

Las personas resilientes luchan por alcanzar sus metas y demostrar que pueden lograr lo que se proponen. Enfrentarse a los retos que la vida te ponga es lo que hace a una persona fuerte.

Las personas que practican la resiliencia:

Son conscientes de sus potencialidades y limitaciones. El autoconocimiento es un arma muy poderosa para enfrentar las adversidades y los retos, las personas resilientes saben usarla a su favor.

Un consejo que damos en Spacioss es que las personas que buscan la resiliencia se conozcan primero, y sepan cuáles son sus fortaleza y debilidades, para que de esta manera se ayuden a alcanzar sus metas.

La persona con una alta capacidad de resiliencia nos dice que, aunque algo este destrozado o algún problema parezca no tener solución, lo que se debe hacer es ver la oportunidad de salir de ahí con un plan que nos lleve a otro nivel en nuestras vidas.

Sacar lo precioso de lo roto.

Confiar en tus capacidades. Al ser conscientes de sus potencialidades y limitaciones, las personas resilientes confían en lo que son capaces de hacer. Si algo les caracteriza es que no pierden de vista sus objetivos y se sienten seguras de lo que pueden lograr. No obstante, también reconocen la importancia del trabajo en equipo y no se encierran en sí mismas, sino que saben cuándo es necesario pedir ayuda. Como emprendedores estos datos nos ayudan a centrar nuestros negocios y alcanzar el éxito.

Como emprendedores asumir las dificultades como una oportunidad para aprender. A lo largo de la vida enfrentamos muchas situaciones dolorosas que nos desmotivan, pero las personas con un alto nivel de resiliencia son capaces de ver más allá de esos momentos y no desfallecen. Estas personas asumen las crisis como una oportunidad para generar un cambio, para aprender y crecer.

Otro de los puntos importantes a recalcar en este artículo es la flexibilidad, que es de lo que podríamos tratar. La flexibilidad que adaptemos como individuos es lo que nos va a llevar al éxito como emprendedores. Las Pymes son destacadas por poder ser más flexibles que las empresas más grandes, por la facilidad que tienen de cambiar sus procesos de producción o administrativos.

Los tres puntos clave que nos gusta considerar para comenzar a ser resilientes son:

  • Motivación: hacer las cosas solo porque sí o solo por cuestiones monetarias no te van a ayudar, porque no vas a creer que con un cambio vas a estar mejor de lo que estas ahorita. Te la tienes que creer y buscar algo mejor para ti.
  • Autorregulación: tanto física como emocional, durante la cuarentena nuestra salud emocional pudo decaer un poco por todos los asuntos laborales y familiares por los que estamos pasando, pero si comenzamos a autorregularnos vamos a alcanzar un equilibrio sano para nosotros.
  • Actitud: el como vemos nuestros problemas no siempre es bueno, podemos ver todo obscuro, pero en realidad nos estamos complicado más de lo que debemos, recuerda que cuando fuerzas las cosas no siempre son para ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *