facebook
Concepción Beistegui #1702 Esq. Petén, Col. Narvarte, CDMX
55 5536 4976
contacto@spacioss.com.mx

El Lenguaje de Género en las Organizaciones

El Lenguaje de Género en las Organizaciones

El liderazgo de la mujer en las organizaciones puede resultar mayor por los instintos naturales con los que cuenta como: razonamiento y el tener más tacto con las personas.

Si una mujer se encuentra en una organización donde los directores tienen ideas machistas, aquella mujer nunca va a poder aspirar a un mejor puesto.

Las nuevas generaciones están impulsando cada vez mas a la mujer

¿Como?

Las mujeres estamos más conscientes de nuestro lugar en la sociedad.

En donde buscamos equidad.

El tema de género es relevante porque la historia del feminismo resalta más y se dice que las mujeres hablaban en años anteriores de el pero no se tomaba en cuenta, esto dice que aun falta para volverlo parte de la cultura y lograr una equidad.

Discriminación, acoso y desigualdad:

En las organizaciones las mujeres puede que gocen de iniciativas que apoyen la equidad, pero la realidad es que no son contundentes.

Muchas veces lo que se habla hoy hace 50 años ya fue tratado, lo unico que cambia es la gente. Ahora se fijan en las mujeres con potencial cuando antes no se consideraban “aptas”.

Existen declaraciones por parte de la ONU o del INMUJERES donde hay equidad de género.

Las NOM-35 en México que apoyan  a las mujeres en temas de acoso y prevención de violencia en el trabajo.

Son normas que se están comenzando a hacer y son nuevas para muchas organizaciones, donde deben comenzar a adaptarlas.

Si hablamos de México, la cultura probablemente es la que no nos deja avanzar más allá.

El acoso y el machismo en las organizaciones

Estos dos factores no dejan progresar en las organizaciones. Preferimos renunciar al trabajo que enfrentar el problema y detener esas actitudes que se presentan.

Todos estos comportamientos se replican de generación en generación, como frases que vamos haciendo cotidianas o “normales” como: “esa vieja”, “es mujer”, etc.

No son formas de expresarse hoy en día, porque solo quiere decir que todo por lo que se lucha el día de hoy no sirve.

El lenguaje contribuye a la forma en la que vivimos y en la que queremos vivir.

Afortunadamente se está haciendo más evidente que somos más mujeres las que estamos tomando cartas en el asunto y queremos revertir la forma de pensar de muchos hombres y mujeres.

Por qué el verdadero cambio se hace en conjunto, no se trata de ser mejor uno que otro si no de dar la oportunidad de ser equitativos.

En México no le decimos las cosas por su nombre y debemos empezar a cambiarlo.

Desde niñas aprendemos a convivir en un ambiente masculinizado y se va creando una perspectiva entre géneros y vamos dando la inconciencia de que el hombre puede ser más éxito que la mujer.

Esto se refleja hasta momentos en los que las empresas no confían en la mujer para liderar negocios.

Necesitamos dar una unión y una fusión para compartir frustraciones, éxitos y poder dar una comprensión a la mujer en la organización y las demás personas de la organización vean a la mujer como una líder o alguien en quien pueden depositar la misma confianza que en un hombre de negocios.

Se ha dicho anteriormente que la mujer en el ámbito empresarial tiene barreras ante la sociedad pero también familiares, se necesita de un apoyo fundamental por parte de su pareja o de sus padres para poder tener un desarrollo igual al de un hombre.

Un apoyo para las tareas domésticas, la crianza de los hijos o apoyo simplemente que le permitan hacer sus actividades.

¿Las organizaciones apoyan la equidad?

Es una cuestión sociocultural, definitivamente viene desde el cerebro reptiliano, donde se da la caza y la mujer es maternal, es amorosa, tiene sentido de comprensión, pero no se ven estratégicas, con impulso para triunfar.

Las empresas siguen pensando que hay que ser hombre para tener un puesto directivo.

Uno de los ejemplos son las mismas instituciones que educan a las generaciones entrantes al mundo laboral, las universidades, en donde hay pocas mujeres en puestos directivos.

Lo que puede llegar a beneficiarnos es la comunicación que vamos desarrollando, ejercer el liderazgo consciente y librarnos de problemas que limitan nuestro potencial, el no tener que elegir entre nuestras familias o nuestra carrera.

La mujer misma puede llegar a limitar su potencial y lo ideal es no pensar en el que dirá la sociedad si soy mujer líder.

¿Los hombres también deben buscar la igualdad?

Buscar equidad, no igualdad para que hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades.

Con lo que equidad no siempre nos referimos a la parte de tener un 50/50 de personal, pero si hablamos de la contratación del personal por competencias.

Que realmente la contratación sea justa y no se vea desvariada simplemente por el género.

Para que las mujeres tengan puestos directivos, se debe trabajar en la parte personal, ser más protagonistas de nuestras vidas, hablar, participar, no es trabajar el doble que un hombre, buscar el aprovechar la tecnología más a nuestro favor.

Hablamos de mujeres emprendedoras, para tener visión, fortaleza para emprender, hagamos una introspección para saber qué quieres de tu vida y cuál es tu objetivo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *